sábado, setiembre 02, 2006

Atención médica en turno de tarde se inició con poca asistencia de pacientes

Atención médica en turno de tarde se inició con poca asistencia de pacientes Proyecto empezó en 20 hospitales, 6 institutos y 50 centros de salud de Lima. Establecimientos solo reforzaron horarios dispuestos desde hace tres años.

La anunciada ampliación del horario de atención en los hospitales se inició ayer sin complicaciones ni manifestaciones de rechazo por parte del personal médico. Sin embargo, el proyecto piloto comenzó solo en 20 hospitales 6 institutos y 50 centros de salud, todos de Lima, y no en los 250 establecimientos que habían sido anunciados la semana pasada por el ministro de Salud, Carlos Vallejos. El otro 80% de establecimientos que opera en Lima deberá esperar unos meses más.

"Este es el primer paso y de acá a tres meses haríamos una evaluación de los logros que se hayan obtenido", explicó Vallejos, durante la inspección que hizo al Instituto Materno Perinatal con el fin de verificar el cumplimiento de la orden. Por la noche en la "Hora N", Vallejos señaló que antes de fin de año, la ampliación de horario se habrá extendido a todo el país.

Este nosocomio es uno de los pocos que por primera vez brinda atención médica en el turno de tarde, pues la mayoría de hospitales designados en el plan piloto, como el Hipólito Unanue, Arzobispo Loayza, Santa Rosa, Daniel Alcides Carrión, desde hace tres años ya reciben pacientes en este horario, sin embargo, la atención era interdiaria o no continua. Precisamente, el proyecto que ha iniciado el Ministerio de Salud (Minsa), consiste en una redistribución de las 12 horas mensuales que el médico trabaja bajo el sistema de AETAS (Asignación Extraordinaria por Trabajo Asistencial). Antes los galenos seleccionaban los días que iban a tomar las AETAS de acuerdo con la carga laboral que tenían, pero la mayoría escogía las mañanas con el fin de chequear a sus pacientes. Ahora estas horas deberán ser cumplidas en el turno de tarde, de lunes a viernes, para recibir a los pacientes en general. El cambio se ha ordenado tanto para el personal médico como para enfermeras y técnicos.

ESPECIALIDADES BÁSICAS
En un recorrido realizado por diversos nosocomios de Lima, El Comercio comprobó que la ampliación de la atención se hizo efectiva solo en las áreas de medicina general, pediatría, gineco-obstetricia y cirugía, en las cuales se atenderá de 2 p.m. a 5 p.m. en la mayoría de centros. Solo en el hospital Daniel Alcides Carrión se incluyó el servicio de traumatología en el horario corrido, pero el resto de especialidades, en este y en los demás nosocomios, se programará solo dos o tres veces por semana.

El acatamiento de la medida varió de acuerdo con la cantidad de pacientes que acostumbra llegar a cada establecimiento. La antigua Maternidad de Lima, por ejemplo, habilitó tres consultorios en la tarde, mientras que el Hipólito Unanue reforzó los 33 ambientes que ya operaban en este horario. "En las mañanas recibimos unos 900 pacientes al día y en la tarde la cifra no pasa de 80. Esperemos que esto cambie ahora", manifestó Andrés Kobashigawa, director del Hipólito Unanue.

Sin embargo y pese a los continuos anuncios oficiales hechos durante los últimos días, no hubo la afluencia de pacientes que se esperaba. Ese era al menos el panorama que se observó en los mencionados hospitales y en el Santa Rosa (Pueblo Libre), Dos de Mayo, San Bartolomé y Arzobispo Loayza (Cercado). Los especialistas permanecieron en sus consultorios y atendieron a no más de seis personas en toda la tarde, por lo que en algunos nosocomios se animaron a realizar algunas ofertas con el propósito de captar pacientes.

Así, por ejemplo, en el hospital San Bartolomé un enorme cartel anunciaba atención gratuita hasta el 10 de setiembre, en el horario de 2:00 p.m. a 5:00 p.m., mientras que en el hospital Dos de Mayo informaron que durante todo este mes se realizará un descuento del 50% en el costo de la consulta durante el horario vespertino. En centros del Rímac y San Martín de Porres la situación no fue diferente.

El presidente de la Asociación Nacional de Médicos del Minsa, Leoncio Díaz, y el representante de la Federación Médica, Julio Vargas, coincidieron en señalar que si bien respaldan la iniciativa del Gobierno por el bien de la ciudadanía, se está creando una falsa expectativa, pues no se ha incrementado la mano de obra ni se ha contratado más personal que pueda atender en un horario adicional.

NO MÁS DE SEIS HORAS
Díaz insistió en que respaldarán toda acción siempre que no se intente alterar la Ley de Trabajo Médico, la cual señala que solo deben trabajar seis horas al día, y 150 al mes. "No sirve de nada darles tantas horas de atención si hay gente que no puede pagar. Desde hace tres años ya atendíamos en las tardes. En las postas será muy difícil aplicar este sistema pues solo se cuenta con un médico. En eso no han pensado", agregó.

Para el gremio médico, al igual que el Sindicato Nacional de Enfermeras del Minsa, el proyecto piloto solo tendrá verdadero éxito si se contrata más personal. Dicho gremio, se resiste a que se amplíe su horario de trabajo a ocho horas diarias. Según Vargas, ello iría en desmedro de la calidad de la atención, por lo delicado de su labor. No obstante, se sabe que la mayoría de los 13.000 médicos del Minsa dedica medio tiempo a trabajar en el sector privado, pues ello les genera ingresos hasta tres veces superiores a los del sector público.



Elizabeth Salazar
José Santillán

Tomado del diario El Comercio
http://www.elcomercioperu.com.pe/EdicionImpresa/Html/2006-09-02/ImEcTemaDia0569981.html